miércoles, 12 de diciembre de 2012

Sobre la Vaca

    Con la de veces que he ido al monte y allí me he encontrado con montones de vacas..., nunca imaginé que tuvieran una voz interior...



    Tampoco es que me haya planteado nunca si los animales la tienen o no. ¿Piensan los animales como nosotros, razonan??

    La cosa es que estos días ha llegado a mis manos un libro de Bernardo Atxaga: "Memorias de una Vaca" y
me he entretenido y divertido muchísimo con las memorias de Mo y su amistad con la Vache que Rit.


- "¿Ese libro estás leyendo?, ¡Si es para jóvenes!"
me dijo una mujer más joven que yo y resabiada con un tono de voz muy impertinente.

La miré bien mirada a la cara y le respondí:
- "¡Es que yo soy joven!"

    Será para jóvenes, pero es muy entretenido, fácil de leer y sobre todo muy divertido escuchar en primera persona las memorias de una vaca. Y a veces apetece esto: ¡¡reírse!!

    Así que cuando vuelva a ir al monte y me encuentre con la vacas que andan plácidamente por allí, me acordaré de Mo y creo que las miraré de forma diferente... ;-)

<<Sin embargo, era imposible que en aquel momento diéramos con la respuesta,
ni siquiera con la ayuda de la lógica.
Había que esperar  a que la Gran Rueda de los Secretos
se pusiera a girar y a despedir las salpicaduras de su barro de la verdad.
Ese día, el día que tuviéramos suficiente barro en las manos,
sabríamos cuál era la realidad.

... Aguarda sólo un poco,
deja que la Gran Rueda de los Secretos dé tres vueltas, y
dedícate luego a pensar con toda la lógica posible,
Y, sobre todo, ¡arriba ese ánimo!
¡Arriba esa frente de Vaca!>>